Juana Aliberti Martinez. Memoria del Portal de Sanación
  Sanación con ángeles
 



Podemos entender por sanación espiritual o energética, a cualquier proceso de curación, físico, mental o emocional que haya sido efectuado por medios espirituales.
La sanación es la forma de curar comenzando por el espíritu, transmitiéndolo a la mente, y manifestándose en nuestro físico.
Según la física cuántica, la materia que nos rodea no es más que la imagen relieve de una realidad fundamental hecha únicamente de ondas de frecuencias. Esto significa que la materia está formada por las mismas ondas del mundo espiritual, pero con una vibración más densa.
En los años treinta, un anatomista de Yale, el Dr. Harold Saxon Burr, descubrió que un campo electromagnético envolvía el cuerpo de todo ser vivo. Confirmó que todos los seres encarnados tenemos un campo energético de protección que filtra las vibraciones negativas. Es conocido con el nombre de aura. Este "campo de Burr" revela la calidad del tránsito, vía cerebro, de las informaciones del espíritu hacia el cuerpo. Supongamos que la conciencia de un individuo se encuentra un día "oscurecida" por un stress, una angustia, una enfermedad o un dolor moral. ¿Qué va a suceder? Su córtex va a dejar pasar menos información del campo de la conciencia y por ello la calidad de proyección holográfica va a bajar, deformando el cuerpo eléctrico. Dañado, ese último ha de mandar, mediante fotones, una señal degradada o corrompida a las células, que van a comenzar entonces a degenerarse. Y luego aparecerá la lesión clínico-anatómica. Ese bajón energético será lo que desequilibre la parte física. Actualmente hay una nueva medicina que se ocupa del aura, una medicina supraenergética porque la medicina actual cura solamente el órgano, que no es más que la fase final de la enfermedad. Apenas se comienza a reconocer la importancia del cuerpo electromagnético, cosa que los chinos llegaron a comprender hace muchísimo tiempo.
Esa medicina no lucha contra las bacterias, sino contra un desequilibrio más fundamental... el desequilibrio del aura. Debemos saber que las bacterias sólo proliferan peligrosamente en presencia de un desequilibrio somático. En caso contrario, permanecen tranquilas. Entonces, ¿qué es lo que provoca tal desequilibrio? el miedo, el estrés y también el sentimiento de culpa son responsables de muchas enfermedades, porque perturban la conciencia, alteran el holograma y desinforman a las células. El cuerpo se transforma en una esponja y absorbe influjos nefastos en grandes cantidades. A partir de ahí vienen los trastornos psicosomáticos.
Ahora bien, tengamos en cuenta que los ángeles son Entidades de Luz que vibran en una sintonía muy elevada. Esa vibración es curativa, aún en una proporción mayor que los conocidos ultrasonidos.
Para cuando tenemos deficiencias en nuestro campo áurico el contacto angélico es importante, podemos pedir ayuda a nuestros ángeles guía. Se juntarán ambas energías, la angélica y la que canalizará nuestro Yo Superior. Ambas vibraciones estarán mancomunadas y proyectarán su LUZ al campo electromagnético, sanando el aura. Una vez que visualizamos mentalmente a nuestro ángel guía, le podemos pedir orientación (si tenemos problemas a resolver) y curación (si nuestro organismo tiene altibajos físicos). Es entonces cuando el ángel nos manda su Luz sanadora y la focaliza en el punto donde no circula la energía. El cuerpo electromagnético o campo áurico se restablecerá y nuestras células normalizarán su recepción de energía espiritual. De esa manera, los trastornos psicosomáticos irán desapareciendo y el cuerpo tenderá a sanarse.
La fe es muy importante, pero la energía Divina actúa en forma independiente a la misma.
Pídeles a tus ángeles su protección y guía, ellos sabrán dirigirte.
Los ángeles contactados se manifiestan como una elevada vibración. Esa sintonía fina se puede percibir en toda la piel como un cosquilleo, de la misma manera que percibimos nuestra circulación sanguínea."Sentimos" el ángel en nosotros, nos invade una sensación de armonía. Si estamos conectados en empatía total entramos en éxtasis, un estado donde nos sentimos transportados fuera del mundo sensible.
La mente humana es un gran decodificador del concepto espiritual: “traduce” las ideas en palabras e imágenes, aunque el ego, inherente al ser humano, “deforma” tanto esa traducción, que nuestras emociones participan de lo que captamos y entonces adecuamos a nuestra necesidad lo que visualizamos. Por eso no todos vemos lo mismo.
Aprendan a “estudiarse” ustedes mismos. Traten de sentir todos sus órganos. Notarán que después de la experiencia que tuvieron se sentirán mejor, no solo física, sino anímicamente. Antes de retirarse den gracias a los ángeles que se presentaron y sepan que nos aman incondicionalmente, porque el Servicio es Amor y la función de los ángeles es Sanar a través del Amor.

La energía sanadora no reemplaza a ningún tratamiento médico, solo es una terapia alternativa y complementaria de la medicina tradicional que responderá los asuntos del desequilibrio emocional y energético que está causando su dolencia.

Atrayendo la curación Angélica
Ahora estoy disponible para la curación Angélica.
Dejo que los ángeles sanen mi espíritu.
Soy un imán de los guías y de los ángeles de sanación.
La Luz de sanación brilla desde mi interior.
Siempre estoy saludable, íntegro y pleno.

Pero como siempre decimos, no nos crea, pruébelo y compruebe resultados.
¡Sus ángeles lo están esperando!

Si quieres ampliar información acude a:
http://www.angelesamor.org/angeles/sanacion-angelica.html
http://www.angeldelaguarda.com.ar/la_sanacion_energetica.htm

Sanación previa cita : 0054 + (0387) 425 1044 o Cel.:  154 191 280

 
  Todos los derechos reservados Juana Aliberti Martinez  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=